Artrosis triescafoidea: artrodesis

El dolor de muñeca puede ser bastante habitual en trabajadores de fuerza. Una de las causas más frecuentes de dolor en la muñeca es la artrosis trapecio-metacarpiana o también llamada rizoartrosis, especialmente en las mujeres. Una artrosis bastante poco frecuente es la que afecta al escafoides-trapecio-trapezoide y, además, suele ser bilateral. (Ver zona marcada en amarillo).

01d59eb766838c53ec1d9cbaa2658a376a9b75d6c7

Como siempre, el tratamiento inicial debe ser conservador consistente en el uso de antiinflamatorios, muñequera, infiltraciones locales con corticoides, fisioterapia, evitar coger pesos, etc. Cuando todo ésto fracasa y el dolor es limitante para las actividades de la vida diaria, se opta por un tratamiento quirúrgico que suele consistir en artroplastias o artrodesis de las articulaciones afectadas. En este caso, nos hemos decantado por una Artrodesis triescafoidea consistente en un fresado con motor de alta velocidad de las superficies afectadas, relleno del espacio articular fresado con auto injerto procedente de cresta ilíaca, y fijación con tornillos canulados (ver flecha roja).  Además, le añadimos los factores de crecimiento plaquetarios (PRGF)  para mejorar la cicatrización post quirúrgica, el dolor y favorecer la integración del injerto interpuesto. Esta técnica solo se puede hacer en el supuesto de que la superficies articulares entre el resto de los huesos del carpo estén sanas, sin desgaste, y siempre y cuando la funcionalidad entre el escafoides y el semilunar esté intacta.

014f92e8b12045cfaade9f379b15d7935f72cf0efc015c061c42a65b5a22a1ad14acac701e0ac58e5d1f

El objetivo de esta cirugía es fijar definitivamente los huesos afectados por la artrosis para evitar el dolor generado por el movimiento entre ellos (ver flecha roja). La cirugía es mínimamente invasiva con heridas muy pequeñas. Posteriormente, hay que estar 6 semanas inmovilizado con escayola/ortesis, seguido de otras séis de rehabilitación, como mínimo, hasta conseguir una movilización indolora, muy similar a la muñeca contra lateral. Los pesos no se autorizan hasta pasados los tres meses.

011dab2c13b8eda52985ea47d6522bda07c66c5a5d

19 Septiembre de 2016

Hasta ahora, habéis visto lo bonito pero, como sabéis, no hay enemigo pequeño. Este caso es el claro exponente de ello.

Este chico, se quejaba de dolor a nivel de la entrada de los tornillos canulados. Se le infiltró en dicho punto para ver si se resolvía su dolor y al ser el test positivo, decidimos retirar los tornillos una vez que el TAC de control nos confirmó que la artrodesis triescafoidea estaba consolidada y que, efectivamente, los tornillos sobresalían 1-2mm contactando con la base de un metacarpiano. Se realiza la extracción de ambos tornillos canulados, sin incidencias, mejorando claramente durante las tres primeras semanas. A la cuarta semana, se produce un empeoramiento brusco con aumento del dolor y limitación de la movilidad. Se realiza una radiografía de control en la que se puede observar una nueva fractura a través del cuerpo del escafoides, que se había producido por stress o fatiga del mismo por la debilidad generada al retirar los dos tornillos.

rojo                                rojo-y-rosa                                   verde

En las imágenes, podemos ver la fractura mencionada del escafoides, uno de los trayectos de los tornillos y la consolidación de la artrodesis triescafoidea.

Para solucionar ésto, decidimos nuevamente contar con la colaboración de la Dra. Iribas del HUA Santiago (Unidad de Mano) para realizar un injerto de cresta ilíaca y osteosíntesis con un tornillo canulado tipo Acutrak + una Aguja de Kirschnner temporal anti-rotatoria.

 

011a1845876470aade58b0247ab86c284cebfc5505

A los 2.5 meses, una vez retirado el yeso y la aguja, podemos observar la integración y la consolidación del injerto estructurado de cresta ilíaca en el escafoides.

01cbde12c9bc25b866fa3c81bceca0ecff94f0b84b

¿Qué hemos aprendido de este caso?

Cuidado con las retiradas de material. Si se puede, lo más tarde y quitar SÓLO lo que realmente moleste.

De nuevo agradezco a la Dra. Ana Iribas (Traumatóloga del HUA – Santiago), por esta segunda pero no última colaboración como especialista en cirugía de mano. ¡Gracias, Anita!   pulgar

 

logo UTC y HSJ